Empresas blindan efectivo para enfrentar los efectos del Covid-19

Una revisión de los estados financieros de las 35 empresas del principal índice accionario de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC reveló que 22 de ellas puso o pondrá en marcha una estrategia como disposición de líneas de crédito, reducir su capex y no pagar  dividendos para fortalecer su flujo de efectivo, ante los efectos del Covid-19.

De acuerdo con Economática, las empresas públicas de la BMV cuentan en conjunto con 170,339 millones de pesos de flujo de efectivo.

Al menos ocho de las 35 firmas que conforman el S&P/BMV IPC informaron que blindarán su flujo de efectivo con más de una estrategia, ya que sus operaciones se han visto afectadas por una baja en las ventas y operaciones de las empresas que tienen operaciones en México y el resto del mundo.Firmas como Cementos Mexicanos (Cemex), Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y Grupo Aeroportuario Centro-Norte (OMA) no pagarán dividendos a sus accionistas y/o podrían utilizar líneas de crédito bancarias, entre otras acciones.

Los reportes financieros al primer trimestre del 2020 emitidos por las emisoras,  dejaron ver que dos de ellas recortarán o disminuirán dividendos, 6 dispondrán o dispusieron de líneas de créditos para aumentar su liquidez, 6 disminuirán su Capex, entre estas, dos emitirán o emitieron bonos. Algunas empresas no señalaron de manera explícita en sus informes estrategas de este tipo, por lo que no se incluyeron.

“La afectación, la falta de liquidez y la incertidumbre en las operaciones ha provocado que las compañías vean afectados sus flujos de efectivo, se tenían pactados ciertos compromisos o para proveedores y ahora han ocurrido renegociaciones para efectos de plazos y de hacer frente a esos compromisos”, dijo en entrevista Abraham Maldonado, socio de Valuation de la firma de consultoría PwC.

Empresas como Orbia, Vesta, América Móvil, Santander, Bimbo y Grupo Carso, entre otras, recurrirán a las líneas de crédito que tienen preautorizadas.

En el caso del Capex, que es la compra de bienes que ayuda a aumentar el valor de la empresa, la cadena de tiendas departamentales El Puerto de Liverpool, por ejemplo, informó que reducirá su presupuesto para dar prioridad al flujo de efectivo.

Otras emisoras, como la administradora de restaurantes y cafeterías en México y América Latina Alsea, el conglomerado industrial regiomontano Grupo Alfa, la dueña de las tiendas de conveniencia Oxxo, Fomento Económico Mexicano (FEMSA) y la tequilera José Cuervo, entre otras, tampoco invertirán.

De hecho, muchos de sus proyectos de aperturas y expansión quedarán pendientes.

Buscan liquidez

Amin Vera, director de Análisis Económico de Black Wallstreet Capital, explicó que la liquidez es una métrica importante para las empresas en México, para evitar tener presiones importantes en el mercado.

“Cuando a una empresa le falta efectivo y tiene poca liquidez, eventualmente tendrá presiones importantes. No obstante, en general en México las firmas si están bien fondeadas”, indicó el analista.

“Dependiendo del sector y del tamaño de la empresa puede variar la liquidez que tengan, hay firmas que requiere mucha mayor liquidez, como el sector de consumo o construcción, porque requieren una proporción mayor que otros sectores. Siempre es positivo tener efectivo en caja, porque ante cualquier emergencia tienen liquidez”, especificó.

Maldonado destacó que acciones como venta de activos no estratégicas, evaluar las líneas de crédito, la contención de pagos no esenciales, detener, disminuir o suprimir el pago de dividendos temporalmente y la evaluación o suspensión de proyectos de inversión serán algo común en esta coyuntura.

Un ejemplo de esto es también Grupo México, quien ya redujo el pago de dividendos. En su último reporte trimestral informó el recorte de este pago a sus accionistas en 50% durante el trimestre en comparación con al anterior, “con la idea de ser prudentes ante cualquier adversidad”, y acusando a la incertidumbre que enfrenta por la pandemia del nuevo coronavirus.

Así, las firmas han recurrido de evaluar sus flujos de efectivo de manera mensual a hacerlo semanalmente o incluso diario, precisó el especialista de PwC.

Pueden resistir

Los grupos aeroportuarios han presentado dificultades ante la emergencia sanitaria con la reducción de los vuelos internacionales y del flujo de pasajeros, no obstante, pese a las escasas operaciones durante el primer trimestre del año, son emisoras que han mantenido un fondo en caja estable y que pueden continuar otro trimestre equilibrado, sostuvo Vera.

Estas iniciativas les permiten tener un “colchón” de liquidez ante la incertidumbre que se está viviendo, pues las suspensiones por las medidas de cuarentena causarán una fuerte afectación en los ingresos de las emisoras hacia el segundo trimestre del año, “no se sabe cuánto durará, hay fechas que ha puesto el gobierno, pero estas fechas se pueden mover, y tener liquidez y margen de maniobra, si lo muestran en sus reportes también da certeza al mercado”, opinó Luis Alvarado, analista de Capitales de Banco Base.

FUENTE: EL ECONOMISTA

Comments 0

Deja un comentario

WhatsApp ¡Contáctanos por WhatsApp!