5 buenas prácticas de Marketing Digital para comercio electrónico

El internet se ha convertido en una influyente herramienta de compra, permitiendo que los consumidores investiguen, comparen y analicen antes de decidir por la adquisición de un producto. Pero, si por un lado se ha vuelto más fácil para los compradores, también ha sido así para los que buscan emprender en línea, ya que cuentan con una variedad de recursos para lograr vender sus productos en el mundo digital. Aunque la facilidad también ha provocado el surgimiento de un mercado altamente competitivo y es aquí que entra, precisamente, el marketing digital. Tener un negocio de comercio electrónico requiere una dedicación especial en estrategias de marketing para conseguir destacarse, atraer potenciales clientes y lograr la conversión.

¿Por qué las empresas de comercio electrónico necesitan hacer Marketing Digital?

Las acciones de marketing digital son una manera efectiva de optimizar la visibilidad de tu comercio electrónico en internet. En un ambiente cada vez más competitivo, cualquier detalle puede representar una gran ventaja frente a los demás.

Cuando nos referimos a las tiendas en línea, las técnicas de marketing digital se aplican, en general, de forma distinta que en las marcas tradicionales. La gran distinción está en la comercialización de productos, que requiere una postura diferenciada para lograr conquistar conversiones.

Si estás en busca de un mayor número de ventas, hay algunos aspectos y funcionalidades que debes considerar en tu plataforma de comercio electrónico, además de técnicas de divulgación. Todo esto tiene un único propósito: favorecer tu posicionamiento en los buscadores y la experiencia positiva de tus compradores.

A continuación, descubrirás 12 prácticas para destacarte en el contexto digital, conquistar clientes y aumentar tus ventas.

1. Visualización del producto

Los elementos visuales son el principal atractivo a la hora de adquirir un producto y lo primero que llama la atención del público. Tanto imágenes como videos permiten mostrar los detalles de un producto de forma simple y rápida, sin que los usuarios tengan que, necesariamente, leer su información. Los recursos de ampliación de imágenes (zoom), videos 360º y tecnología 3D son muy útiles para aumentar la conversión y mejorar la experiencia del usuario.

Al hablar de videos, plataformas externas, como YouTube, también son una excelente forma de ganar la confianza del público. YouTube, específicamente, es el segundo motor de búsqueda más grande después de Google, así, subir videos acerca de tu producto empleando términos clave de búsqueda puede hacer toda la diferencia en tus ventas.

2. Copy de la página

Los textos de la página de tu producto deben ser estratégicamente pensados para atender la necesidad del público y de los buscadores.

Esto quiere decir que, además de la descripción, elementos como la URL, el título e incluso el texto alternativo de las imágenes deben ser optimizados con la palabra clave adecuada para que Google presente tu producto en sus resultados y de ese modo, los consumidores te encuentren con más facilidad.

3. Calificación del producto

Que el comercio online se está volviendo altamente competitivo ya no es una novedad. Cada vez más tiendas en línea surgen, lo que hace con que los buscadores encuentren nuevas formas de mostrar a la audiencia lo que es confiable y lo que no lo es. La función de clasificación permite que tus clientes evalúen y califiquen tu producto, generalmente con una nota de 0 a 5. Este factor es reconocido por Google, que a su vez recopila las notas y las presenta en sus resultados con el objetivo de ilustrar la confiabilidad de tu producto para los demás interesados. Junto con la calificación, también se recomienda proporcionar un espacio para que los clientes escriban su análisis y opinión.

4. UGC (contenido generado por el usuario)

No hay nada mejor para el marketing de un comercio que un cliente satisfecho. Esta es la premisa del UGC, también conocido como contenido generado por los usuarios, una estrategia para que tus propios clientes promocionen tu negocio. El UGC puede aplicarse de diferentes formas. Una de ellas tiene relación con la calificación que mencionamos anteriormente. Cuando un comprador expresa una experiencia positiva, hace con otras personas confíen y se sientan motivadas a adquirir el producto.

El contenido generado por los usuarios puede ser fomentado dentro de tu plataforma de comercio electrónico (con un espacio para compartir fotos, experiencias y opiniones) o en otros canales, como en las redes sociales, a través de acciones de marketing, uso de hashtags, entre otros.

5. Atención via chatbot

Gracias a la inteligencia artificial, tecnologías como los chatbots vienen transformando la realidad de muchos comercios electrónicos. Este recurso permite que los negocios implementen un sistema de atención a través de un chat basado en preguntas y respuestas automatizadas.

En este modelo de atención, el chatbot se convierte en un agente capaz de personalizar la experiencia del usuario, ofreciendo información acerca de precios, descuentos, disponibilidad de productos y más.

FUENTE: gestiopolis

Comments 0

Deja un comentario

WhatsApp ¡Contáctanos por WhatsApp!